viernes

ASÍ HABLÓ NAKAMURA. Un loro extraviado vuelve a casa tras comunicar su dirección a la Policía. nakamura parrot



Interesante caso de comunicación entre especies. Parece que los loros son más inteligentes de lo que pensamos. En el caso de Nakamura, sólo le faltó decirle la dirección de su casa directamente a un taxista, en vez de a la Policía.




La mirada del loro


2 comentarios:

desbarreitor dijo...

Como seres inteligentes que son hay que concederles el mayor numero de peticiones de asilo que sea posible, garantizar su ingreso en el sistema público de la Seguridad Social, el acceso a la educación, a una pensión digna y al derecho a una vivienda, tal y como garantiza nuestra Constitución!.
Loro's power!

joaquin.chc@gmail.com dijo...

Si son mínimamente inteligentes no creo que se les ocurra solicitar asilo en España.